¿Por qué soy FEMINISTA?

La Quimera

, Voces

Sí, yo también fui una de esas personas que criticaba el feminismo y repetía la consigna “ni feminismo, ni machismo” y que lo que teníamos que buscar era la “igualdad”. A todo esto, yo no conocía el significado del feminismo, no entendía sus mensajes y creía que para ser feminista las mujeres tenían que pertenecer a una organización feminista y que si no estabas dentro de una entonces no lo eras, en resumen pensaba que era un club exclusivo y que la única manera de considerarse feminista era teniendo una especie de “carnet de militante”.

¡Qué equivocada estaba!

Hasta que tomé la decisión de investigar en internet, leer mucho y preguntarle a mis amigas feministas sobre feminismo es que logré entender la razón de ser de este movimiento. Leí sobre su historia y aprendí que al menos llevan 3 siglos de lucha feminista, no empezó ayer ni tampoco es una moda, es un movimiento que está presente alrededor del mundo, traspasa fronteras y culturas.

Aprendí sobre la opresión que las mujeres hemos vivido desde hace siglos, la falta de derechos, la desprotección, la invisibilización, el control patriarcal sobre nuestros cuerpos, el hecho de no poder ser dueñas de nuestras propias vidas y destinos, entonces comprendí sus mensajes y entendí sus reclamos y exigencias. Y me reconocí como una de ellas, me reconocí feminista.

Soy feminista:

Porque soy sobreviviente de abuso sexual en la infancia.

Porque pude haberme convertido en una niña de 11 años embarazada y obligada a parir.

Porque denuncié y no me creyeron.

Porque cuando salgo a la calle recibo acoso sexual sin importar la ropa que lleve puesta.

Porque yo también tengo miedo de ser secuestrada, violada y asesinada en alguna calle de la ciudad.

Porque veo la diferencia en cómo me tratan en un lugar de trabajo en comparación a mis colegas hombres.

Porque en ocasiones las personas no me toman en serio por ser mujer joven.

Porque me casé y para la sociedad desde ese momento me convertí en una potencial fábrica de bebés.

Porque estoy harta que las mujeres sigamos siendo sujetas de bromas de mal gusto que solo esparcen misoginia y machismo.

Soy feminista porque seguimos siendo oprimidas, explotadas, porque aún nos hacen falta derechos, porque todavía somos invisibles, porque no somos dueñas totales de nuestros cuerpos. Porque 3 siglos después, las demandas del movimiento feminista siguen siendo casi las mismas: ¡Queremos ser LIBRES!

Desde que me reconocí feminista comprendí que el proceso de deconstrucción NO es fácil, el camino para deshacernos de las actitudes y comportamientos machistas que aprendimos desde pequeñas no es fácil. No es fácil dejar de reproducirlas, poner en práctica la autocrítica, reconocer cuáles son las cosas que necesitamos cambiar de nuestra forma de pensar y actuar.

Conocí el significado de la sororidad y la importancia de que las mujeres nos apoyemos entre nosotras y dejar de competir unas contra otras por cosas absurdas, porque esa competencia sólo beneficia a los hombres. Y me sentí rodeada y acuerpada por miles de mujeres que viven las mismas cosas que yo.

No se necesita un carnet de militancia, ni tampoco una carrera universitaria sobre género y feminismo para poder entender esto y ser feminista. El feminismo se aprende en la práctica, en el día a día, de nada sirve memorizar un discurso si luego en la práctica no lo cumplimos.

El feminismo sólo ha traído cambios positivos a mi vida, y cada día aprendo algo nuevo.

Le agradezco a las mujeres que estuvieron antes, a las que lucharon por abrirnos el camino. Agradezco a las mujeres que hoy continúan peleando por nuestros derechos, que trabajan por hacer de este mundo un lugar menos hostil para nosotras.

Soy feminista por las niñas y mujeres que vienen después de mí, porque mi lucha es también su lucha y quiero que ellas puedan vivir en libertad.

Y vos, ¿por qué sos feminista?

Autora: Alejandra Fonseca De Franco. Comunicadora/ Feminista/ Sobreviviente.

Foto de portada: Alejandra González – La Quimera

Deja un comentario