Tecno-guía para un sexting seguro

La Quimera

, CiberChicas

Nuestros derechos sexuales como mujeres, traspasan las fronteras digitales y, en ellos, se encuentra el reconocimiento del sexting y las nudes como prácticas comunes en las relaciones sexoafectivas que establecemos; pero, ¿cómo nos enfrentarnos a los peligros existentes? En esta ocasión, presentamos una guía básica realizar estas prácticas de forma más segura.

En el mundo virtual, el sexting es conocido como el intercambio de contenido de índole sexual a través de dispositivos móviles y haciendo uso de redes sociales; mientras que las nudes son el término popular para referirse a fotografías íntimas donde se expongan partes desnudas del cuerpo. 

La Red en Defensa de los Derechos Digitales R3D manifiesta que “la difusión de imágenes sexuales sin consentimiento es el problema, no sextear” ya que se asigna responsabilidades erróneas a las mujeres que estigmatizan el sexting en vez de señalar a quienes vulneran la privacidad e intimidad compartida. 

Lu*, estudiante de Comunicación y feminista  considera que “el problema es cuando la fotografía ya fue enviada, no tenés control porque está en posesión de otra persona”; tomando en cuenta que el 23% de las personas que realizan sexting han compartido fotos de su pareja con tercerxs y que el 10% de hombres amenazan a sus ex novias con publicar sus fotos íntimas en las redes sociales, según un estudio de la Universidad de Indiana

 “Una se suele autocensurar por no saber si la otra persona va a hacer mal uso de tus imágenes”, comparte Lu*, quién ha practicado sexting desde hace algunos años y reconoce ciertos mecanismos de seguridad digital pero, alerta que “tenés que estar consciente que nada se borra completamente de internet”. 

Algunos tips implementados por esta joven feminista a la hora de enviar nudes:

  • No guardar en la galería: “Siempre tenés tu cuerpo y la oportunidad de sacarte nuevas fotos”.
  • Borrá el caché: Aquí se concentran datos e información detallada sobre tus fotografías. 
  • Cuidado con el espejo: “No sale tu cara pero sale el conocido protector de tu celular, utilizá otro”
  • Tres segundos y ya: Podés hacer uso de la opción de “eliminar para todos” que contienen algunas aplicaciones para evitar que mantengan tu imagen en sus dispositivos. 

Si bien, motores de búsqueda como Google han integrado recursos para restringir la publicación no autorizada de contenidos explícitos y facilitan que las víctimas puedan denunciar las imágenes, se requieren técnicas más especializadas a aplicar directamente en tu celular. 

Without My Consent (Sin mi consentimiento) es una organización sin ánimos de lucro que combate las invasiones a la privacidad online, educa acerca de derechos digitales y brinda asesoramiento a víctimas de delitos virtuales; siendo un buen recurso a conocer ante la inseguridad de alguna práctica de sexting. 

En el caso de habla hispana, se recomienda recurrir al Observatorio de Delitos Informáticos de Latinoamérica ODILA, quiénes registran denuncias y brindan información exacta sobre los procesos de legislación a los que puede acceder la usuaria en dependencia de su país de residencia. 

Cuando se hace intercambio de fotos privadas es necesario tomar ciertas medidas de seguridad digital ya que “el uso tus datos son derechos humanos (…) y por ello debés protegerlos dentro de las redes sociales y la web en general”, según Yamlek Mojica, periodista enfocada en contenido digital.

Cinco consejos de la Tecno-guía para realizar sexting:

A continuación, se presentan algunos tips proporcionados por Yamlek Mojica para incrementar tu seguridad digital a la hora de compartir nudes o realizar prácticas de sexting:

  • Optá por fotos “anónimas”: No tomar fotografías con tu rostro, señas corporales conocidas, fondos identificables o elementos reconocibles. Si es necesario, hay aplicaciones donde podés editar tus nudes. 
  • Protegé tu celular: Mantener códigos de seguridad en tu galería de fotos y no compartir tus contraseñas; incluso podés utilizar alguna aplicación muy discreta para guardar tus nudes.
  • Buscá plataformas seguras: Tanto Lu* como Yamlek recomiendan redes sociales y apps como Signal, Telegram, Snapchat ya que no guardan tus fotos. 
  • Tené cuidado con las apps: Las aplicaciones que descargás pueden “tener accesos maliciosos con virus disfrazados para robar tu información, entre ellas, tus nudes” y luego ser utilizadas para extorsión.
  • ¿Y si usás un VPN?: Virtual Private Network es una extensión segura de tu red para que no puedan rastrear tus fotografías o información delicada a través de metadatos. Podés descargar uno aquí

Las mujeres tenemos derecho a ejercer prácticas de sexting bajo conocimientos básicos en tecnología que permitan una total autonomía sobre los contenidos que compartimos, ya que nos enfrentamos a una sociedad que no está lista -o no ha querido estarlo- para respetar nuestra  libertad sexual. 

Es tu cuerpo y por ello, nadie debe decirte cómo vivir tu sexualidad; sólo tomá recomendaciones, aprendé sobre el funcionamiento del mundo virtual y recordá que siempre habrán mujeres a quienes recurrir para ser acuerpada porque es tu #DerechoADecidir. 

Autora: Thais Xiu

Activista feminista y ¾ de periodista. Aficionada por la poesía. 

Deja un comentario