Ni Ortega, ni Brenes, ni Pellas

La Quimera

, Voces

(Ni tampoco Mora, Maradiaga o Alemán)

 

Parafraseando a una de mis autoras favoritas, Virginie Despentes, intentaré expresar mi opinión feminista en esta suerte de manifiesto.

Escribo desde la conciencia y la lucidez que a pesar de crisis todavía conservo.

Escribo para las “separatistas”, para las que no pueden autocensurarse, para las que revivieron el insomnio, para las alcohólicas, para las que necesitan llorar o gritar de vez en cuando, para las que insisten con la sororidad, para las que no han pactado con partidos corruptos, para las que exponen a machitos y agresores en redes sociales, para las pacifistas y desarmadas que sienten que salir a las calles es casi un suicidio, para las que tienen un propósito y valoran su existencia.

Escribo para las que pusieron en pausa sus planes y hasta sus vidas sexuales, para las que sintieron el llamado a protestar y resistir, para las que no pueden gritar: Patria libre o morir. Para las nicas que aún quedan en Nicaragua, para las morenas, para las de a pie, para las que conservan la memoria y recuerdan que desde antes del 18 de abril nos odiaban.

No respetaban nuestros derechos.
Nos querían sumisas, obedientes y consumistas.
Nos drogaban y violaban, nos obligaban a parir y asumir el rosa.
Nos querían madre – esposa.

Nos vendían suavitel y mucha mierda.
Nos obligaban a rezar y agachar la cabeza.

Chicas: ellos, los de siempre, todavía nos odian. Sólo que ahora y en nombre de la causa esperan nuestro apoyo, nuestro like o nuestro aplauso, pero saben que: de mí no esperen eso, conmigo no cuenten.

Saquen sus rosarios, su mal gobierno, su publicidad y todo lo demás de nuestros ovarios.

Nos pueden señalar una y mil veces, pero aún con miedo no vamos a dejar de pensar, no nos vamos a callar.

Basta YA de represión.
Queremos respirar LIBRES!

P.D. No perdamos el norte, nosotras somos verdes y violetas.

Feminista desde la raíz.
Mujer, 31 años, Managua. Periodista que sintió en la necesidad de ocultar su nombre.

Deja un comentario