Mujeres que desafían los pronósticos literarios

Nicaragua es el país dónde las calles reales y virtuales son decoradas con versos, pero, ¿quiénes escriben aquí?

Existe una cartografía poética diseñado por manos de mujeres que construyen la memoria artística desde sus realidades y que, en definitiva, elevan la visibilidad de las escritoras nicaragüenses en nuestro presente.

La participación de las mujeres en el arduo oficio de las letras no es nada nuevo, es un camino trazado -con anterioridad- por diversas generaciones; por ello, La Quimera presenta a dos mujeres feministas que desafían los pronósticos literarios.

Para Martha Cecilia Ruiz -de la generación del 2000- su autodescubrimiento fue un proceso que sobrellevó los prejuicios y dificultades al posicionarse en un arte considerado -erróneamente- como un espacio de hombres; “tras 12 años en ANIDE (Asociación Nicaragüense de Escritoras) logré visualizarme en este campo ya que yo no quería ni quiero masculinizarme para tener una posición”, relata.

Los prejuicios basados en la poca rentabilidad e informalidad del arte, son vistas como limitantes para las mujeres inmersas en la literatura, sin embargo, según Martha Cecilia, el mayor reto se encuentra en las temáticas a escribir ya que “dividen la poesía, asumen que el amor es el único elemento que tenés derecho a utilizar, pero, ¿acaso debo ser políticamente correcta?”, expresa.

La creación de Martha, -cariñosamente apodada “Matilde” por Carlos Martínez Rivas- evolucionó a través de la práctica, dónde se maravilló con los microrrelatos y así, vitalizó su esencia, redescubriendo sus habilidades fuera de estereotipos hacia sus letras; “ahora, noto mayor confianza en las jóvenes escritoras, no temen proponer ideas al gremio artístico, es un ímpetu que a nosotras nos costó más”.

Entrevista Martha Cecilia Ruíz

“La violencia siempre está presente, incluso en estos espacios, pero el tiempo nos ha permitido acuerparnos; apuesto por nosotras y por las que vienen”,

Martha Cecilia Ruiz, escritora y poeta de la generación 2000.

“Si no nos ven, es como que no existimos”: Visibilización para perdurar.

En la experiencia de Meyling Paz, -quién escribe desde que era colegiala- su trayecto literario estuvo marcado por un incesante cuestionamiento tras cada libro que leía: “Sí hay mujeres poetas, necesito buscar a las que son como yo”; siendo esta la pieza faltante para introducirse en el mundo de las plumas y tinteros ante la segmentación sexista que encontraba al pasar las páginas.

“Peyote”, -como se le conoce por su fascinación hacia esta mística planta- aborda una antipoesía que disputa la decadencia humana e interiorización de la soledad; tópicos que ha enfrentado al “ambiente tóxico que puede resultar de los poetas, dónde te catalogan como «la novia de» antes de reconocerte por tus habilidades y no, yo tengo nombre y apellido”.

Enfatiza que una de sus mayores motivaciones fueron las líricas feministas para denunciar las injusticias que nacen de cotidianidades en la rutina artística, “hay editores que te contactan porque les gustás vos, no lo que escribís, pero seguiremos destacando nuestro trabajo pese a esos malos tragos”, relata.

Entrevista Meyling Paz

“Sentía que no encajaba, hasta que comprendí que no tenía que hacerlo; y ahí encontré que escribir de esta forma es gusto y también necesidad”

Meyling Paz, poeta y escritora emergente.

¿Qué pasará con las próximas mujeres?

Recopilando estas historias de vida, se aprecia la gran similitud de escenarios pese a la distancia generacional; ya que las mujeres escritoras y/o poetas experimentan vivencias basadas en la competitividad, exclusión, elitismo y sexismo independientemente del tiempo establecido.

No obstante, -entre cafés y risas- fluyen los consejos de estas dos agentes sociales mediante estrofas dónde concuerdan en que “la madurez poética nace cuando ves esto como profesión, no como hobbie”, menciona Paz, “se requiere de un compromiso en todos los planos existentes”, continúa Ruíz.

Por ello, he aquí algunos tips si estás fascinada con la galaxia literaria:

Leer para triunfar: Retomar la lectura es un componente básico para materializar la escritura, “primero aprendés con ojos de lectora, después son de poeta”, expone Martha.

Acercarse a las expertas:  La convivencia con artistas permite la interacción libre, “aprender de las trayectorias de otras siempre es fructífero”, manifiesta Meyling.

Sororidad poética: “Participar activamente en grupos ayudará, sino existe seguridad en alguno, ¡creá el tuyo”, responde Ruíz ante las convivencias entre mujeres.

Conocé tu valor: “No te dejés manipular por machos que desprestigiarán tu obra”, determina Paz respecto a la deconstrucción de la aprobación masculina en la literatura.

Ahora, querida amiga escritora ¿te animás a proyectar tu potencial y desafiar al sistema?

Thais Xiu

Activista feminista y ¾ de periodista. Aficionada por la poesía.

Fre Sia

Comunicadora social y fotógrafa.

Foto de portada: María Martha Escobar / La Quimera

Fotografías: Thais Xiu

Contenido creado por participantes del Laboratorio de Comunicación Cultural y Feminista, a través de Becas de Contenido facilitadas gracias al apoyo del Centro Cultural de España en Nicaragua. 2018.

One Comments

  • Carola Brantome 13 / 02 / 2019 Reply

    Buenas tardes
    Acabo de visitar su revista, pág, blog, quimera… no sé, las estoy conociendo y me encantan.
    Gracias por este trabajo y la dedicación y el cuidado en hacerlo.
    ¡Qué bien esta entrevista con la Martita Ruíz, amiga y escritora, que gusto conocer a Meyling Paz!
    Saludos y gran abrazo, ¡éxitos y adelante que vamos con buen pie!

Deja un comentario