Mujer y arte callejero: Break Dance

¡Cinco, seis, siete, ocho! ¡Empieza el ritmo! El break dance, como muchas otras disciplinas artísticas, suele ser un espacio dominado por hombres; sin embargo, existen mujeres que -por rebeldía natural y una gran determinación- decidieron romper con este esquema y posicionarse en el mundo de la danza urbana callejera.

Revista La Quimera se dio a la tarea de recolectar las historias de tres “B-Girls” -término utilizado para referirse a una breakdancer- que lograron conquistar este arte en cada plano interestelar.

“Cuando descubrís tu pasión, te cambia la vida; eso me pasó a mí con el Break Dance”

Arly Asis, conocida como B-Girl Mores, es campeona centroamericana de Break Dance; a sus 20 años, su pasión es latente en su mirada. Desde pequeña tuvo interés por el mundo del Hip-Hop, pero fue un amigo quién la invitó a una práctica y, desde entonces, ha dedicado su existencia al baile.

“Se piensa que sólo porque somos mujeres seremos débiles en nuestros movimientos, y no, en mi caso demuestro que soy capaz de todo”, comenta respecto a la segmentación encontrada en ensayos y competencias, ya que las B Girls se enfrentan al sujeto masculino cuando rivalizan en categorías mixtas-.

Mores motiva a que las mujeres interesadas en esta arte no desistan pese a los obstáculos -individuales y colectivos- en el trayecto; “yo soy mamá y ni  mi hijo ni la maternidad no son un impedimento, va conmigo a practicar, le incluyo en esta parte de mi vida, no hay excusas”, relata.

“No me arrepiento de hacer lo que amo, mis mejores experiencias las saco del baile”.

Giselle Porras, cuyo nombre artístico es B-Girl Gips, manifiesta que su amor por el Break Dance inició cuando su tío solía llevarla a eventos de Graffiti, dónde se encontraba con graffiteras entusiastas del Break Dance; y así, exploró este espacio para quedarse -incluso, danzó con su crew en el Teatro Nacional Rubén Darío-.

Si bien, la relación competitiva entre B-Boys y B-Girls varía dependiendo contextos y realidades, Gips expresa que los prejuicios y desinformación son los elementos primordiales para “creer que ellos son mejores a nosotras por cuestión de fuerza, lo cual es completamente incorrecto en nuestro arte”. Para esta joven bailarina de 19 años, la perseverancia es esencial al dedicarse a una disciplina como esta.

“Chavalas, mujeres, no se dejen llevar por lo que piense el mundo, ustedes son aptas para realizar sus sueños”

Por otro lado, Yaoska Ramos, la reconocida Chimi Funk, es una breakdancer de 21 años quién narra que su encanto rítmico se manifestó a través de las películas de “breaking” y aumentó cuando su madre la acompañó al primer evento que presenció, pero no el último; ya que el profesionalismo y dedicación la contagió de la energía de esta cultura artística.

Su desempeño le permitió ser jueza en diferentes competencias de carácter internacional; “es tan satisfactorio cuando te toman en cuenta para estas actividades, significa que tus habilidades son valoradas y las demás personas lo ven”, denota.

Respecto a la discriminación, expone que son de carácter sexista y clasista debido a que “sufrimos porque somos mujeres en entornos machistas y también por ser consideradas vagas ante la carencia de culturización; pero si esto les gusta, no se limiten porque yo solía hacerlo en el pasado”.

“El break es un motor en mi vida, está conmigo a dónde quiera que voy”.

Y entonces, ¿qué hacer si querés entrar al mundo del break?

El Break Dance permite a las mujeres ingresar en un espacio negado en la sociedad ya que expone la conquista de calles, parques y plazas por encima de la misoginia, la marginación e incomprensión de ciertos sectores; por ello, proponemos este arte urbano como una experiencia de reconstrucción innovadora.

Para saber más sobre la cultura del break, te invitamos a seguir a Break in Peace Crew, dónde bailan Mores y Gips, junto a OSB CREW, el colectivo de Chimi Funk. ¡Vitalizá tus energías, es hora de iluminar tu cuerpo con el Hip Hop!

Autoras:

Thais Xiu

Activista feminista y ¾ de periodista. Aficionada por la poesía.

Fre Sia

Comunicadora social y fotógrafa.

Fotografías: Thais Xiu / Revista La Quimera

Contenido creado por participantes del Laboratorio de Comunicación Cultural y Feminista, a través de Becas de Contenido facilitadas gracias al apoyo del Centro Cultural de España en Nicaragua. 2018.

Deja un comentario