Higiene Digital ¿Por qué es tan necesaria?

En estos tiempos de crisis, pandemia y aislamiento autoconvocado nuestro uso de las plataformas digitales ha crecido rápidamente; ahora las reuniones digitales, el compartir, interactuar y ver lo que están haciendo los demás en las redes es nuestro café de las mañanas. La tecnología ha sido y es fundamental para mantener nuestras relaciones sociales y crear nuevas estructuras de socialización. Ahora más que nunca, nos ayudan a mantenernos unidos en el aislamiento y este artículo es una invitación a identificar que no todo lo que llega a nuestro feed es realmente provechoso.

Cuidado con la des-información

La desinformación consiste en noticias falsas o demostrablemente incorrectas que son elaboradas, presentadas y difundidas para obtener ganancias y engañar maliciosamente a las personas. Su principal objetivo es introducir en la opinión pública datos subjetivos o medias verdades, apelando al efecto emocional y apostando por el poco juicio crítico. La desinformación es negativa porque provoca una pérdida de la confianza en los medios informativos, confusión, caos o histeria colectiva, incluso la polarización social.

Si una noticia te genera una reacción emocional muy grande, confirma alguna teoría o convicción que anduvo en el ambiente, nace a partir de un evento de manera muy rápida para generar un acalorado debate o te pide que creas en ella es muy probable que sea falsa. 

Las noticias falsas son hechas para perjudicar a las personas o para manipular la opinión pública, muchas veces con intereses políticos o lucrativos, caen en nuestras manos a veces formales y elaboradas o también pueden ser una cadena en WhatsApp, por eso es muy importante saber identificarlas. 

Necesidad de tener respiros tecnológicos

Usar de manera equilibrada las redes, que al final nos conectan y organizan en este aislamiento, puede ser beneficioso en muchos sentidos. 

Mejora tu salud mental y emocional: el uso excesivo de las redes sociales en ocasiones se asocia con la soledad, la ansiedad social, los trastornos del estado de ánimo y la depresión, pueden producir además el fenómeno conocido como el FOMO (en inglés, “fear of missing out” o el miedo a perderse algo) que aumenta si dedicas tiempo a ver qué hacen los demás. Al tomarte un descanso de estos espacios virtuales dedicaras un poco más de tiempo a la conexión con vos misma y la introspección alejada de las comparaciones con los demás.  

Te ayudará a informarte mejor: la infoxicación o saturación de contenidos informativos no ayuda a estar mejor informados, más bien, todo lo contrario, por eso darte una pausa entre un mar de noticias te ayudará a digerirlas mejor. 

Evita la nomofobia (dependencia que crea el uso incontrolado del celular) y aprovechemos el estar en nuestras casas conectando con nosotras mismas y con quienes vivimos. ¿Cómo podríamos lograrlo?

De igual forma los espacios virtuales nos unen en estos momentos mientras estamos separados, nos ayudan a informarnos de cómo avanzan las cosas en el mundo y podemos promover nuestras propias ideas, solamente debemos saber poner filtro a lo que consumimos y priorizar aquello que realmente nos beneficiara. 

 

Fuentes: NewsLitTip, BBC, Factcheck.org

Raquel Gómez. Diseñadora escénica, artista teatral y docente universitaria, miembro del equipo multidisciplinario Versus Laboratorio Teatral.

Deja una respuesta