Creadoras de comunidades en redes sociales: sus experiencias

Cuando hablamos de tecnologías y espacios digitales es inevitable pensar en las redes sociales, en ellas formamos diversas comunidades virtuales con sus objetivos y usos particulares, en ellas encontramos muchos beneficios, como compartir nuestros temas de interés, oportunidades laborales, denuncia social, etc. Normalmente adaptamos los contenidos que compartirnos en ellas porque también podemos encontrarnos con algunos peligros que vienen de la mano, como la suplantación de identidad, el ciberbullying₁, el grooming₂, estafas, los troles o haters₃, tráfico de datos, problemas con la configuración a nuestra privacidad e incluso generar una adicción.

En Ciberchicas conversamos con María José y Rosa Ixnali, dos chavalas creadoras de contenido en sus redes sociales, que nos cuentan sus experiencias interactuando con las comunidades de seguidores que han formado con el paso del tiempo.

María José Salgado, mejor conocida en redes sociales como BonesMachine, empezó a crear y compartir contenido en sus redes a los 15 años, al principio compartía fotografías de sus intereses e ilustraciones propias, después comenzó a ganar muchos seguidores: “cuando hice el en vivo de mi primer giveaway me temblaban las manos y estaba súper nerviosa, a partir de ahí comencé a ser más constante”. Nos cuenta que su red favorita es Instagram, pero también usa otras como: Facebook, Twitter y TikTok, desde esas plataformas comparte y desarrolla sus habilidades en la fotografía, el modelaje, el maquillaje y la moda. Actualmente tiene más de 21 mil seguidores en Instagram y agradece a todas las personas que interactúan con ella y conversan sobre diversos temas, especialmente sobre amor propio y auto empoderamiento.

“En lo personal hubiera querido tener a alguien que me diera consejos, alguien de mi edad, porque cuando sos adolescente no querés nada con los adultos y tratas de buscar una figura con la que te sintás identificada/o.”

Nos cuenta que la mayoría de las personas que la siguen le brindan mucho apoyo, pero se ha encontrado también con personas que solo quieren destruir “sí he tenido situaciones muy feas con perfiles falsos y pues lo único que hago es bloquearlos e ignorarlos, honestamente antes era de pelearme con esa gente, hasta que entendí que lo que les gusta es llamar la atención”, ante ese tipo de personas ha aplicado medidas para su cuido, tanto físicas y emocionales como digitales.

También conversamos con Rosa Ixnali Mejía, conocida en sus redes sociales como omyrox, quien nos cuenta que en sus redes comparte sus dos grandes motores creativos: el maquillaje y el diseño de modas y nos cuenta que tiene mucha conciencia del contenido que comparte “si no tengo nada bueno para postear en el día no lo hago, pues siento que a veces saturamos las redes de cosas que no aportan nada, a mí me gusta mucho filtrar las cosas que yo subo y también el contenido que yo consumo”. Ella tiene separados sus perfiles en dependencia de la plataforma, nos comenta que Twitter, donde tiene más de dos mil seguidores, es como su diario de opiniones sobre diversos temas y en Instagram se proyecta con sus diseños y creaciones, compartiendo sus diseños de moda, tutoriales sobre maquillaje y outfits, en donde es seguida, en su mayoría, por chavalas jóvenes “tal vez no me siguen muchas personas, pero la mayoría de mis seguidoras son comprometidas al contenido que yo subo, demostrando su cariño y apoyo, no me gustaría tener 15 mil o 20 mil seguidores, si no interactúan conmigo y consumen realmente el contenido que subo.”

Para Rox su pasión es el maquillaje y la moda, pero también le gusta compartir contenido con un enfoque feminista: “me gusta hablar de moda, maquillaje, feminismo, diversidad sexual, el lado oscuro de la moda (fast fashion), la explotación laboral, etc., tocar ese tipo de temas que son aun en día tabúes.” Nos comparte que no ha tenido que aplicar filtros específicos a quienes las siguen en sus redes, pero si han recibido mensajes negativos, comentarios ofensivos y acoso.

“El filtro como tal se ha creado por el mismo contenido que comparto, como es un contenido muy específico, pues el machismo no permite a los hombres disfrutar de esas cosas, yo en lo personal no creo que la moda y el maquillaje tengan género.”

Aunque en sus comunidades de seguidores Rox y Bones se han encontrado a muchas personas que las apoyan de forma esporádica han habido comentarios negativos y ofensivos, ambas nos comparten cómo han lidiado con estas situaciones: “cuando eso pasó la primera vez, la verdad es que me sentí mal y lloraba mucho, pero con el tiempo una se da cuenta que son personas que solo buscan como dañar a las demás”, nos cuenta Bones, “en realidad como han sido comentarios muy esporádicos e insignificantes, solamente los ignoro, no me pongo a pelear con ellos ni les doy ningún tipo de importancia”, nos dice Rox. Ambas comparten la idea de “no alimentes a los troles”, es decir, ignorar los comentarios o mensajes que quieren destruir en vez de aportar, “sé que al final tengo mis seguidores que me apoyan, entonces me enfoco en ellos y no pierdo mi tiempo con los pocos comentarios negativos”, nos cuenta Rox. Por su parte María José nos dice: “no hay que permitir que esos comentarios dañen tu día, lo que yo hago es ignorar y bloquear”.

Para ambas la seguridad es primero y aplican estrategias para su cuido, por ejemplo evitan compartir mucha información sobre su vida personal, su familia, datos o fotografías, mantienen un círculo cerrado de amigxs cercanos para poder diferenciar lo que comparten, no suben en tiempo real donde se encuentran si andan solas y respaldan sus apps con códigos de seguridad y contraseñas; ellas consideran que cuando subes algo a internet automáticamente ya no es tuyo y no sabes qué personas pueden acceder a tu información.

Rox y María José motivan a otras chavalas a tomarse las diversas plataformas para crear comunidades en donde puedan compartir sin temores sobre los temas que deseen y que el miedo no sea un impedimento para ampliar sus alas en los mundos virtuales.

1 Cuando una persona es molestada, amenazada, acosada, humillada, avergonzada o abusada por otra u otras, a través de los espacios virtuales, redes sociales, etc.

2 Personas que hacen comentarios y críticas sin fundamento con la intención de molestar o provocar discusiones con los responsables de las redes sociales o con otros seguidores.

3 Engaño en el que un adulto se pone en contacto a través de la red con un menor de edad, haciéndose pasar normalmente por un adolescente, creando una conexión emocional, con el fin de disminuir las preocupaciones del menor y poder abusar sexualmente de él/ella.

Raquel Gómez. Diseñadora escénica, artista teatral y docente universitaria, miembro del equipo multidisciplinario Versus Laboratorio Teatral.

Ilustración de portada Abril Fallas @asofamo

Deja una respuesta