Hablemos de la adicción a las tecnologías

Actualmente se ha venido normalizando que muchas madres y padres de familia, les entreguen a sus hijxs un celular para que jueguen, vean videos, entre otras actividades de entretenimiento, desde muy temprana edad. Entonces ¿a qué edad consideran que es apropiado permitir a lxs niñxs tener un dispositivo tecnológico en sus manos? Y además, ¿cuánto tiempo les permitirían “pasar conectado”? Sea cual sea la respuesta, sabemos que lo primordial es mantener la seguridad en lxs niñxs tanto de forma digital como psicológica, mental, social y emocional. 

En esta ocasión, en Ciberchicas conversaremos sobre la adicción a los dispositivos tecnológicos y las consecuencias que tienen su uso sin control.

Conversamos con Amada Espinoza Rodríguez, ama de casa y madre de Camila, una niña a la que le gusta pasar tiempo en su celular: bailando y haciendo videos en Tik Tok, quien nos menciona: “estamos acostumbrados a que «para que el niño no te moleste» o «para que se entretenga le das un teléfono», sin saber a veces las consecuencias que esto puede generar”. 

Actualmente estamos en un momento en el que los inmigrantes digitales (persona nacida y educada antes del auge de las nuevas tecnologías) están educando a los nativos digitales (una persona que ha estado rodeada desde temprana edad por las nuevas tecnologías y sus dispositivos, así como de los nuevos medios de comunicación que consumen masivamente1), esto conlleva una manera de comprender nuestra relación con las tecnologías desde diferentes miradas.

Es importante desarrollar una relación saludable con las tecnologías. Ahora mismo se está gestando una generación 100% digital, quienes están en contacto constante con celulares, computadoras y el resto de los gadgets digitales y respirando la atmósfera del internet.

Dicha generación, conocida como Alpha (niñxs nacidos entre 2010 y 2025) está forjando su propio idioma y su propia manera de razonar para entender el mundo y, por lo mismo, necesitan nuevas formas para cuidar su seguridad en todos los ámbitos.

“Ahora los niños ya no juegan afuera, no salen a correr, por estar todo el tiempo en el teléfono… en mis tiempos cuando jugaba no teníamos celular, ahora ya no se desarrollar como niños”, nos comenta Amada, quien observa un cambio generacional en las relaciones que se establece con las tecnologías. Por esto y otras consecuencias, en julio de este año la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha aprobado en su última edición de la Clasificación Internacional de Enfermedades y Problemas de Salud Conexos (CIE), el trastorno del videojuego: este se refiere a las consecuencias adictivas en el comportamiento que tienen las nuevas tecnologías en las personas y que se han convertido en una realidad clínica que debe ser tratada como cualquier otra adicción2.

Amada nos comenta que para ella hay algunas desventajas y problemas que vienen de la mano con el uso descontrolado de la tecnología:

Entrevista Amanda Espinoza

Así como ella menciona, podemos añadir algunos otros signos de alerta que podríamos identificar en lxs niñxs y adolescentes cuando hay un uso incontrolado de la tecnología, como: trastornos del sueño y la alimentación, dificultad para poner atención o bajo rendimiento escolar y problemas psicológicos como ansiedad, depresión, baja autoestima y obsesión a estar siempre conectados. 

Asimismo, el abuso del uso de los dispositivos digitales está asociado al sedentarismo, lo que puede afectar gravemente la salud física, según la OMS, recomienda en sus “Directrices sobre la actividad física, el comportamiento sedentario y el sueño para menores de 5 años” que los niños entre tres a cinco años deben pasar al menos tres horas diarias en actividades físicas y evitar pasar más de una hora en actividades sedentarias.

También conversamos con Camila quien nos cuenta cuales son las normas que pone su mama para el uso del celular: 

Entrevista Camila

Así como Amada pone en práctica las normas que considera convenientes, hay varias recomendaciones que se pueden tener en cuenta para evitar problemas generados por la adicción a la tecnología, como, por ejemplo, estar al tanto de las conductas tecnológicas de lxs niñxs y asegurarse de que hay un equilibrio entre la vida digital y la que viven fuera de la tecnología. 

En mi caso no tengo el problema de tener que controlar tanto las horas que (mi hija) pasa en el celular, a veces ella misma se aburre y sale a jugar con sus hermanas o amigas, andar en bici, etcétera”, nos comenta Amada, al lograr poner ciertas normas para cuidar la cantidad de tiempo que pasa su hija navegando.

Asimismo, se debe tener en cuenta que estas recomendaciones dependen de las condiciones de cada niñx, sus necesidades y posibilidades. Tomando en cuenta sus particularidades, podemos fomentar a lxs niñxs, desde tempranas edades, a construir una relación saludable con su consumo y uso de las tecnologías.

1 Ambos términos divulgados por Marc Prensky en 2011, un ensayo titulado “La muerte del mando y del control”

2 Pasará a ser considerado oficialmente un trastorno, debido a comportamientos adictivos, en enero de 2022.

Fuentes de datos:

Organización Mundial de la Salud (OMS).

Informe UNICEF “Estado mundial de la infancia 2017: Niños en un mundo digital”.

Realizado por: Raquel Gezpi diseñadora, artista teatral y docente universitaria. Entusiasta de la ilustración y la fotografía analógica, miembra del grupo multidisciplinario VersusLab.

Ilustraciones por La esquina indómita 

Deja una respuesta